Bitcoin: digitalizando el dinero

Rara vez tenemos la oportunidad, si nos vamos a conceptos históricos, que una generación completa como la que vivimos, visualice el nacimiento y -quizás- decadencia de una moneda.

El dinero, ese sistema de intercambio que hemos impuesto por miles de años a las cosas que compramos o que tienen cualquier tipo de valor, quizás esté en sus finales. 

De lo que sí podemos estar seguros es que actualmente vivimos ese momento, del cual podemos compartir con tus hijos y nietos del futuro: el que un sistema completo esté en proceso de evolución.

Desde que Internet se vio en modalidad comercial hace dos décadas atrás y dada a la posibilidad de realizar comercio saltando la metodología tradicional, siempre he buscado una modalidad en que para cualquier intercambio comercial entre empresas entre personas físicas, pueda ser más ágil, seguro y práctico, sin que tengamos que usar dinero de por medio.

Bitcoin, por ejemplo, no es la primera, ni única modalidad que se ha gestado en estos años en ser una alternativa de transferencia electrónica de dinero. De hecho, sus orígenes, operaciones e incluso la forma en cómo son  son objeto de controversia constantemente por los medios.

El hecho de que utilice la modalidad P2P (que es un protocolo de transferencia de datos sin necesidad de intermediarios, muy utilizada en el ámbito de la música o videos) y donde es respaldada por entes anónimos en la web, le ha generado ronchas en el sector financiero internacional, donde existen ya de por sí, una serie de marcos regulatorios severos, con el fin de proteger tanto a las entidades emisoras de dinero, como al consumidor.

Basado en código abierto, desde el 2009, Bitcoin ha funcionado en la web de forma silente, pero es en los últimos meses, que se ha generado mayor conversación sobre esta moneda y sistema, que buscaría ser utilizada para todo tipo de transacciones en Internet.

Los comentarios, aún negativos sobre Bitcoin, aplastan las bondades de usarla y el crecimiento en materia de adopción: sus creadores afirman de que es un sistema mucho más seguro, permite la privacidad de su uso y que marcas la aerolínea Virgin, permitan el pago mediante bitcoins. Y recientemente ya existen cajeros automáticos, dispuestos por entidades bancarias en Estados Unidos, al canjear estas monedas virtuales en ya físicas para uso del consumidor.

¿Cuánto cuesta un bitcoin? Aún sigue siendo costoso. Para enero del 2014, el precio de un bitcoin en el mercado rondaba los 800 dólares, una cifra que puede cuestionarse si esta moneda caería dentro del ámbito de burbuja.

¿Dónde guardarlo, si es electrónico? Existen aplicaciones e incluso sistemas en la nube que permiten generar contraseñas únicas, sin necesidad de utilizar soporte físico para guardar los bitcoins.

Aún así, hay mucho de qué evaluar y discutir en caso de que esta moneda virtual llegue a las calles de nuestras ciudades, a los ciudadanos “de a pie”. Temas como la disponibilidad, el respaldo de los gobiernos y bancos centrales; una aceptación masiva en comercios y una regulación más severa son aspectos con los cuales vale cuestionar.

Bitcoin en Latinoamérica y en Dominicana, ¿es posible?

¿Qué tanta es la posibilidad de que se puede usar Bitcoin en un país como el nuestro? Conversando con varios especialistas locales en diversas áreas como propiedad intelectual y comercio electrónico, la aplicación de nuevas tecnologías pueden llevar a cabo un análisis concreto de cómo los dominicanos o los ciudadanos de la región latinoamericana en particular, pueden apostar en favor o en contra del uso de Bitcoin.

(Si es posible, conseguir los rostros de ambas personas, y organizar sus citas)

Yaqui Núñez

1932376_10152373163590496_6470832638929577978_n

Asesor tecnológico y experto en comercio electrónico, CEO Labya

“En mi opinión los latinoamericanos tienen más que ganar que otras poblaciones del mundo. Si bien es cierto que nuestros reguladores bancarios en Dominicana son muy conservadores, su apertura a nuevas tecnologías, iniciativas financieras y alternativas más útiles a la población, existe. Bitcoin no puede ser visto como un fin sino como un medio, un escalón en un conjunto de pasos que hay que dar para democratizar las monedas del mundo”. [Lee la entrevista completa]

Orlando Jorge Mera

Orlando-Jorge-Mera.

Abogado, especializado en propiedad intelectual

“Decir que Bitcoin sea la moneda que reemplace el sistema monetario mundial, es una expresión ambiciosa, y desconocedora de cómo funciona el sistema monetario global. Lo primero es que Bitcoin debe madurar y debe ser confiable. Lo segundo, es su marco regulatorio, todavía muy inestable. Esto toma tiempo. Vencer estos obstáculos es el gran reto de Bitcoin” [Lee la entrevista completa]

Recomendado

4 Comments

  1. Pingback: Joan Guerrero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *